La escuela como agente socializador



¿Cuál es papel de la escuela? O mejor dicho, ¿cuál debería ser?, la respuesta a estos interrogantes se dio pues, el pasado 1/02/2019, día en el que la asignatura de Educación Social comenzó realmente. Así pues, se puede decir que existen tres enfoques, de modo que se puede entender la escuela como preservadora y transmisora de la herencia cultural por un lado; como herramienta para el desarrollo del individuo por otro lado, colocando así al niño/a en el centro de la actividad educativa y permitiéndole desarrollar su propia personalidad, de forma que desde este enfoque entendemos la escuela además como compensadora de las desigualdades de origen. Como último enfoque se destaca el de la escuela como herramienta para transformar la cultura, según el cual la escuela debe educar al individuo para participar en la sociedad ya que tanto la sociedad como la escuela están en un cambio constante y por tanto la escuela debe tener un papel activo y constructivo. Asimismo, según este enfoque la escuela tiene además un papel social y ha de responder por tanto a las necesidades sociales, transformando y reconstruyendo la sociedad y el mismo orden social.
Así pues, se introduce la siguiente interrogativa: ¿Qué es la escuela? y/o ¿Que hace la escuela?  Podríamos visualizar la escuela como una institución la cual se encarga de llevar a cabo el proceso de socialización de las nuevas generaciones. De este modo, llega a ser uno de los grandes factores que contribuye en la interiorización de las ideas, valores y normas de la comunidad. Esta función primordial la defienden autores como Ed.Ariel y Perez, A. los cuales argumentan la función de contextualizar a las personas en una comunidad determinada para poder adecuarnos y convivir con las costumbres y formas de vivir. Los mecanismos que la escuela utiliza para socializar se rigen principalmente por la organización de las tareas y la participación del alumnado estableciendo normas de convivencia, así como por la ordenación de espacios y tiempos, la valoración de las tareas, distribución de recompensas y entablar un clima de relaciones sociales.

-Carolina Cortina y Lidia Ortí-

Comentarios

Entradas populares de este blog

El futuro está en la escuela inclusiva

PROYECTO III

PROYECTO IV