La educación en ''Matar a un ruiseñor''


Aunque a día de hoy siguen haciendo falta, bajo nuestro punto de vista, muchas mejoras en la educación; ésta ha mejorado bastante con respecto a años anteriores. Pues hace años se educaba con unos valores bastante diferentes a los  de hoy en día ya que ésta era muchísimo menos liberal de lo que lo es a día de hoy. Actualmente se está consiguiendo educar en valores más liberales, sin embargo, gracias a documentos, a libros y a películas se puede observar que la educación antiguamente se basaba en valores bastante diferentes a los de hoy en día;  así lo pudimos observar, pues, en la película ‘’Matar a un ruiseñor’’, la cual está inspirada en la época de la Gran Depresión norte-americana de los años 40.
El tema principal de la película no es precisamente la educación, sin embargo, vemos en ella ciertos matices que llaman muchísimo la atención para ser una película de tal época, puesto que en ella se plasma como Atticus, el padre de familia, educa a sus hijos en unos valores diferentes a los de la época ya que educa de igual manera a su hijo que a su hija, dejando así que los dos hagan las mismas cosas y jueguen a lo mismo. Ésto no era lo habitual en aquellos momentos, pues lo ‘’políticamente correcto’’ y lo ‘’socialmente aceptado’’ era que las niñas jugasen a ‘’juegos de niñas’’ y los niños a ‘’juegos de niños’’; además, las niñas debían ser enseñadas y por consiguiente, debían aprender a hacer las labores de la casa, debían vestir de una manera determinada, con vestidos y faldas; a los niños, en cambio, se les enseñaba desde muy pequeños a usar armas. Sin embargo, Atticus decide educarlos a ambos por igual, deja vestir a su hija como a ella le apetece en cada momento excepto para ir al colegio, ya que debía ir obligatoriamente con el uniforme, el cual constaba de una falda y una camiseta. Vemos así, cómo a pesar de que Atticus se opone a la educación habitual que se solía dar en aquellos momentos y decide educar a su hijo e hija a su manera, éstos reciben unos valores mucho mejores, en nuestra opinión, a los de la mayoría de la sociedad.


Isabel Guzmán y Carolina Cortina.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El futuro está en la escuela inclusiva

PROYECTO III

PROYECTO IV